FANDOM


Es la primera vez que escribo sobre las figuras fundamentales en la historia regional ocañera. 

Normalmente las biografías son trabajos fríos, asépticos, escritos por el investigador, el académico, el biógrafo, en la distancia del tiempo y del espacio, desde la seguridad de los archivos, las hemerotecas, las bibliotecas, y el biografiado es alguien que murió hace muchos años.

Creo que nada resulta más difícil que escribir la biografía de alguien a quien se conoce, es decir, que todavía vive, y a quien encima se le admira y se le ama. ¿Dónde poner la objetividad, la imparcialidad, el compromiso con la verdad, la responsabilidad ante el lector?

Escribir la biografía de un hombre vivo, autorizada o no, expone al biógrafo a riesgos mil, de los cuales el más grande es el de la reclamación del biografiado por lo que se develó o por lo que se ocultó. En estas circunstancias es casi imposible quedar bien con los lectores y con el biografiado.

Pero escribir la biografía de alguien vivo, querido, admirado, reconocido, de vida y trayectoria intachables, de obra luminosa y, todavía peor, amigo de quien la escribe, es simplemente una tarea que muy pocos pueden emprender.

El presente trabajo podría entenderse sólo como un conjunto de biografías; sin embargo, el derecho histórico les otorga ciertas connotaciones que en algún modo exceden la objetividad, condición primordial de la biografía, de acuerdo con los criterios epistemológicos comunes en esta área del conocimiento. Pese a focalizarse en las biografías de unos personajes públicos, la obra no es incompatible con los procedimientos de magnificencia propios del discurso biográfico, especialmente los históricos.

Por otra parte, el tema se torna más complejo cuando los biografiados son unos figuras históricas, lo que nos llevan a la reflexión de ciertos conceptos: historia, leyenda, realidad y representación.

Leonor Archuf dice "... no es extraño que en ocasiones el discurso se hace historia o la historia se hace en el discurso, con las marcas de la subjetividad. La biografía acontece en esa dimensión […] En el terreno de la literatura lo biográfico comprende géneros consagrados históricamente, pero su existencia es tan antigua que se […] suele alimentar el mito de eternidad (desde las peripecias del héroe en el relato oral, la biografía y autobiografía antiguas, la figura del pícaro, etc.)" (Archuf, 167).

Lo supone hacer foco en personajes ignorados por la historia oficial, que también fueron protagonistas acallados, fruto de la ambivalente relación entre el mundo oficial y el privado.

Para determinar el grupo objeto de estudio se ha tenido en cuenta el conjunto de todo el trabajo historiográfico que implica este diplomado: por ello esta sección se limita a las figuras más representativas, dejando para los otros horizontes temáticos aquellos actores particulares de cada grupo como literatos, políticos, etc..

Hecha la compilación de las biografías se distribuyeron luego en cada grupo listando el mayor número de datos y características pertinentes. Se pasa, posteriormente, al análisis cuantitativo de esas biografías estableciendo un posible modelo a trabajar.