FANDOM


literatura:Nueva York, 1881 - San José, 1954.


Santiago Rizo Rodríguez (Edmundo Velásquez), nació en Nueva York (EE. UU), el 22 de mayo de 1881, ocañero por adopción, novelista, escritor, periodista y poeta. Falleció el 11 de diciembre de 1954, en San José de Costa Rica. Es el menos conocido del Grupo Felibres: la triada que dejó huella fecunda en la literatura y el periodismo de Ocaña; tal vez porque desde años antes del deceso de Adolfo Milanés se había ido a vivir a Costa Rica.




Desde ese país centroamericano, el poeta continuó su obra de hacedor de cultura. En el año 1927, escribió un comentario de reflexión de la vida provinciana de Ocaña donde exalta la contribución literaria de Adolfo Milanés (este documento se publicó en Colombia en el diario La Opinión en el año 1948).


En este importante documento se traduce la admiración de Edmundo Velásquez por Milanés. El escrito hecho en vida del poeta, de allí lo meritorio de esta exaltación.


"Hace años, no sé cuántos, tal vez muchos, estoy en deuda de admiración con Adolfo Milanés. No es una admiración retributaria, puesto que el poeta nunca ha escrito una línea que pueda halagar mi vanidad, que ya en estas alturas otoñales no calientan los elogios con el mismo ardor y vehemencia que a los años veinte, pero sí con la misma sinceridad cuando se tiene el corazón en alto... Mas esa deuda ha de quedar saldada en esta ocasión para que el público de América conozca a un verdadero poeta, el menos aparatoso y descoyuntado en estos tiempos de porfía por toda suerte de extravagancias, pero también el más sencillo y original con relieves muy acentuados".


Lucio Pabón Núñez, en el Prólogo de la Antología Poética. Escritos literarios (Biblioteca de Autores Ocañeros, XII, Ocaña, 1973), comenta que en el año 1972 estuvo de visita en casa del poeta Edmundo Velásquez y obtuvo de la familia de este Felibre, estos versos inéditos:


LOS TRES FELIBRES (Fragmento)


Eran tres y eran púberes apenas

los soñadores de la Ocaña lírica...

Santiago, Enrique, Euquerio. Sus cabellos

eran como románticas espigas

batidas por el viento, y ese nombre

pusieron a su tímida revista.


Pero por humildad se bautizaron

Adolfo, Edmundo, Luís, divina máscara

sentimental; y para usar la moda

que todos usan sobre tierra y agua

buscaron su apellido y se pusieron

Milanés y Velásquez y Tablanca.

(…)

Éranse tres felibres que tenían

una misma heredad. Los dos se fueron,

mas el tercero la ama y la vigila

como león en celo, hasta que vuelvan

los dos con los laureles de la lira.


En este escrito de 1916 se refiere a Luis Tablanca, por la época vivía en El Carmen (Norte de Santander), y él, quien refugiado voluntariamente en Costa Rica, pero exalta que en Ocaña quedó Adolfo Milanés, lo llama "León en celo" que continuaba peleando por la ideología que identificó al Grupo Felibres, con el apoyo de la fortaleza de las letras, en el hostil medio provinciano. Vislumbra la esperanza de un reencuentro.


Edmundo Velásquez, publicó en España el libro Psiquis en el año de 1813; y dejó, entre otros escritos, dos libros, aún no editados: Granos al viento, versos en prosa; y Panteismo y panegírico de unas manos, poemario en verso.


GABRIEL ÁNGEL PÁEZ TÉLLEZ

(Medellín, 22 de septiembre de 2007

Publicado por La ocañeridad y la cultura editorial (Boletín 22) - EDMUNDO VELASQUEZ. http://www.ciudadocana.com/secciones.php).



Al igual que sus compañeros de grupo, Milanés y Tablanca, se inició tempranamente en las letras. "La incomprensión de un medio cerrado y hostil, pacato, pendenciero y áspero, prende amapolas de orgullo en su pecho de juglar aventurero y comienza la vendimia poética entre arrestos periodísticos de crítica regional, cuando su corazón comienza a madurar su cuarto lustro de existencia, con la publicación de La Pulga... En el mes de julio de 1899...".


Ciertamente, debieron ser bastante duras las jornadas de iniciación de Los Felibres, en una Ocaña intolerante políticamente que obligó a estos bardos a refugiarse tras de seudónimos para poder combatir la mediocridad y ejercer la crítica sin correr los riesgos que implicaba tal actividad en uno de los períodos más conflictivos de la historia nacional, como lo fue la etapa de preguerra y postguerra de los Mil Días.


Con relación a Rizo Rodríguez, nos dice el poeta Eligio Alvarez Niño: "La oscurantez intransigente de sus glosadores ripiosos y pigmeos, le obligó a adoptar un pseudónimo: primero el de Edmundo Llano Velásquez, y después, el de Edmundo Velásquez, llanamente, el cual conservó hasta último momento".


Luís Eduardo Páez García

(Literatura ocañera. Siglos XVIII a XXI (síntesis histórica). Ocaña, 2006. En línea. Disponible en Internet en: http://laplayadebelen.org/LUIS_EDUARDO_PAEZ_GARCIA/HISTORIA.html. Consultado el 10 de abril de 2009).